Puerto Madero



Desde su fundación, Buenos Aires utilizó el "Riachuelo de los Navíos" para el desembarco de mercaderías, ya que éste era un canal profundo. El desembarco se realizaba de una manera muy modesta: fondeados los barcos, los botes acercaban a los pasajeros y mercancías hasta la orilla ya que no existía muelle. Hasta 1770, se habían propuesto más de 60 proyectos de puertos y malecones fuera de la zona del Riachuelo, sobre la ribera de la Ciudad. Ninguno de estos proyectos, ni los posteriores, supieron dotar a Buenos Aires de una infraestructura portuaria acorde con sus necesidades, y la gran mayoría fueron dejados de lado. En 1872 se construye el muelle y los depósitos de Las Catalinas, en la bajada de las actuales calles Viamonte y Córdoba. Una vez superada la etapa de los muelles, el gobierno se propuso la creación de un puerto completo. Entre los diversos proyectos figuraron los de Eduardo Madero y Luis A. Huergo, que generaron encendidas polémicas entre ambos. Pese a lo brillante de la concepción de Huergo, su proyecto fue desestimado, dando paso al de Madero, obra que se inició el 1º de abril de 1887 y que fue finalizada el 31 de marzo de 1898. Con el correr del tiempo se construyó el llamado Puerto Nuevo, emplazamiento al Norte del anterior, que en realidad debería llamarse Puerto Ingeniero Huergo, ya que fue concebido a partir del esquema planteado por éste. El puerto proyectado para comerciar cajones y granos fue desplazado poco a poco por los containers y la carga de granos en puertos de aguas profundas, los que decretaron su salida de servicio. En 1989, luego de sancionarse la Ley de Reforma del Estado, se creó la Corporación Antiguo Puerto Madero. La misma tenía como objeto urbanizar las 170 hectáreas del viejo puerto. La Corporación es una sociedad formada por el Estado nacional y la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires. Una vez que la Corporación escrituró las tierras, se iniciaron los estudios del plan de reciclaje, con el asesoramiento de técnicos del Ayuntamiento de Barcelona. En 1991 se convocó a un Concurso Nacional de Ideas, de donde nació el Plan Master del nuevo barrio. Esta urbanización significó la mayor obra en su tipo que se haya realizado en la historia de la Ciudad de Buenos Aires. Esta zona, convertida en un centro de gran expansión comercial, con la incorporación de oficinas y viviendas familiares y el proyecto de construcción de distintos centros culturales, ha generado además un nuevo recorrido turístico con identidad propia, con las condiciones para transformarse en un nuevo barrio. Puerto Madero no es un barrio como cualquier otro, su diseño fue pensado con un criterio diferente al del resto de los barrios. Desde un principio acaparó la absorción de inversiones tanto nacionales como extranjeras que lo convirtieron en un barrio exclusivo. Las calles del barrio llevan los nombres de mujeres latinoamericanas de reconocida trayectoria, y cuentan con boulevares peatonales arbolados. A los medios de comunicación para llegar a Puerto Madero se ha agregado el tren Castelar-Madero, que utiliza un túnel construído en 1912 para crear este nexo entre la zona oeste y el centro.
Fuente: CEDOM

...............................................................................................................................................................................................................................................
  
Comuniquese telefonicamente al: [+5411] 4586.0829 /  Via e-mail: info@propimage.com


propimage.com  ©  2007 ?

© Todas las imágenes que aparecen en este sitio están protegidas por la Ley 11723 de Derechos de Autor.